Noticias
22/05/2018

Los detectores de presencia detectan pequeños movimientos debido a una mayor sensibilidad y precisión del sensor. Medición constante y continuada del nivel de luz natural durante el encendido de la carga. Se aplican en zonas de presencia continuada como oficinas, aulas, despachos o aseos.

 

Los detectores de movimiento detectan movimientos a nivel general y de mayor índole. Medición del nivel de luz natural solo tras la detección de movimiento y fin de la temporización (apagado de la iluminación).  Se aplican en zonas de tránsito como pueden ser pasillos, garajes, rellanos o almacenes.